03 de Mayo del 2012

EE.UU.- Mesa Nacional de la Miel: La miel esta hecha a base de néctar, no de polen.

 

>

En los últimos meses varias tiendas se han visto enfrentadas a malentendidos y confusiones con respecto a la miel y su filtración, llevando algunos lectores a la creencia de que cualquier miel sin polen no es miel de verdad.
Esto es falso. La miel sin presencia de polen sigue siendo la misma miel en sabor y en aspecto nutricional y es por esto que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos la identifica como tal. Este malentendido ha causado varias demandas colectivas relacionadas con la compra de miel sin polen.
La verdad es que la miel que hacen las abejas esta hecha del néctar de flores y plantas, no del polen. Los granos de polen pueden terminar en la miel de la colmena debido a variadas causas que pueden ser incidentales o accidentales, pero el polen no es utilizado por las abejas como elemento específico para hacer miel.
Los consumidores tienen variadas opiniones acerca de las decisiones que toman para elegir los tipos de mieles, tomando en cuenta su sabor y origen. Existen muchos tipos de mieles disponibles en el mercado Norteamericano como por ejemplo la miel de la colmena, miel líquida que es considerada miel “cruda”, miel cremosa y también miel orgánica. La mayor cantidad de miel que se vende cada año al por menor en los Estados Unidos y la más preferida por la mayoría de los consumidores es la miel clara, dorada y líquida que haya sido filtrada para quitarle partículas no deseadas que hacen que la miel se vea turbia. Toda la miel se cristaliza eventualmente; las partículas suspendidas (incluyendo el polen) y pequeñas burbujas de aire contribuyen a una cristalización más rápida. Si se filtra el polen y otras partículas esto ayuda a retrasar la cristalización, permitiendo que la miel permanezca líquida por mayor tiempo.
De acuerdo a los estándares de los Estados Unidos, la miel se puede filtrar para remover partículas finas, granos de polen, burbujas de aire y otros materiales que se encuentren suspendidos en ella. De hecho, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) le da un mayor grado a las mieles que tienen buena claridad. Es importante recalcar que la miel que ha sido filtrada para cumplir con los estándares del Departamento de Agricultura puede no tener polen pero sigue siendo miel.
Se han reportado nuevas historias relacionadas con actividades ilegales como la elusión de aranceles para la miel importada y existen reclamos sobre proveedores extranjeros que podrían estar “ultrafiltrando” su miel para limpiarla y remover las pequeñas cantidades de granos de polen que es usado normalmente como un marcador para identificar el país de origen. La ultrafiltración no es lo mismo que la filtración de la miel. En algún punto cuando estas historias fueron contadas y difundidas el término “ultrafiltrado” se usó incorrectamente y fue confundido con métodos de filtración tradicionales usados en la industria de miel de los EE.UU. para producir miel clara y dorada.
La ultrafiltración, un proceso totalmente diferente, es un método de filtración específico usado en la industria alimentaria para el pretratamiento y la purificación. Con este método se pueden filtrar partículas menores a 1/10 de micras (una telaraña tiene alrededor de 2 micras de diámetro). Los granos de polen varían en tamaño de 5 a 200 micras lo cual es suficiente para utilizar métodos de filtración más comunes.
En contraste con los métodos utilizados por muchos envasadores de miel de los EE.UU. para cumplir con los estándares del Departamento de Agricultura, la ultrafiltración es un proceso más complejo que resulta en un producto más dulce. La FDA ha expresado que este producto no debería etiquetarse como miel y la Mesa Nacional de la Miel apoya esta posición. Algunas personas han confundido la filtración y la ultrafiltración, aplicando incorrectamente la posición de la FDA en mieles ultrafiltradas para cualquier tipo de miel sin presencia de polen.
Es un hecho que la miel que ha sido filtrada puede no tener polen pero aun así se considera miel por los estándares nacionales y es preferida por muchos consumidores.
Durante décadas, muchos envasadores de miel han estado filtrando miel cruda antes de envasarla, de acuerdo con los Estándares para los Grados de Miel Extraída (23 de Mayo, 1985). De acuerdo a la sección 52-1393 de los Estándares, la miel filtrada es miel de cualquier tipo definida en estos estándares mientras haya sido filtrada a tal punto que todas o la mayoría de las partículas finas, granos de polen, burbujas de aire y cualquier otro material que se halle en suspensión haya sido removido.

La sección 52.1394 de los Estándares también expresa que los granos de polen en suspensión contribuyen a una falta de claridad cuando la miel es filtrada.


 



Fuente: Food Safety News


 
comentarios (0)
Ingrese a continuación su comentario:
Nombre :
E-mail :
Comentarios :
 
Se verificarán los comentarios relacionados con la noticia y aquellos que cumplan con el respeto a las personas y la diversidad de opiniones
© Consorcio Apícola 2011     Vicente Pérez Rosales 678. oficina 201, Valdivia - Chile    Fono: (56 63) 221874 - 221192    [email protected]