CHILE.- El Agro al Celular

Publicado el | Descargar en PDF | Comenta la noticia
  • Aunque lentamente, en el campo se comienzan a aprovechar los beneficios de las tecnologías digitales. Las que más avanzan son las vinculadas con los teléfonos, como los sistemas conocer los precios, saber si vienen heladas o llevar la trazabilidad de un apiario.

El agro poco a poco se suma al mundo digital. 

Mensajes informando el valor de los commoditties o los precios de los productos en los mercados mayoristas, anuncios de heladas o riesgo de plagas, e incluso la posibilidad de llevar la trazabilidad de un apiario están entre las aplicaciones y herramientas que, desarrolladas en el país, están apoyando la labor de los productores.

Todo en un entorno donde el uso de estas herramientas no avanza como en los sctores urbanos. De hecho, su utilidad aún es vista como lejana por muchos productores, lo que ha llevado a que incluso algunos desarrollos se pierdan por el poco uso que le dan.

Fue lo que ocurrió con el servicio de SMS desarrollado por Cotrisa, que entregaba datos como el stock, precios internacionales, hasta el consumo mundial de trigo y arroz. Sin embargo, por falta de demanda, el 1 de enero de este año esta opción fue dada de baja. “No tuvo la utilidad ni la recepción que nosotros esperábamos”, dice Eduardo Meersohn, gerente general de Cotrisa. De todas formas, en el organismo trabajan en el desarrollo de una aplicación para Smartphones que les permita entregar información sin las restricciones de los mensajes de texto (limitante de caracteres). Esto porque lo que está claro que la mayor cercanía a lo digital es a través del celular.

Se sumará a otras que están operando.

Conocer el precio de venta

Enviando un mensaje al 4545, el agricultor puede saber el precio mayorista al que se está transando un producto en Lo Valledor. La Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) tiene hace ya algún tiempo esta herramienta que funciona con tan solo enviar el código de una fruta u hortaliza.Los códigos se encuentran en la página web de Odepa, y hay distintas opciones. Una de ellas se llama “consulta libre”, que, con tan solo introducir el código del producto que busca y enviarlo, recibirá el precio con la información de los valores en los mercados mayoristas de Santiago, la que es actualizada diariamente a las 8 am.

Esta herramienta se creó, entre otras cosas, pensando en los productores sin acceso a páginas web. “Es una realidad que el acceso a internet en zonas rurales no siempre es fácil. Sin embargo, prácticamente el 100% de los productores agrícolas posee y usa un teléfono celular”, dice Gustavo Rojas, director de Odepa, explicando por qué se optó por el SMS.

Lo que motivó la creación de este sistema, según Rojas, fue la necesidad por parte de los agricultores de tener los precios, de forma instantánea, de lo que se está pagando por los productos próximos a su venta.

A modo de crítica, la falta de difusión es la principal queja que ha recibido Odepa sobre esta herramienta.

Anuncio de heladas y enfermedades

Prevenir la pesadilla de la helada es lo que pretende AgroClima. Para ello desarrolló un sistema que emite un aviso al celular el día previo a la madrugada donde se puede presentar una eventual helada. Quienes quieren recibirlo se deben suscribir a un valor que varía dependiendo del riesgo de la zona solicitada.

El sistema funciona con la información obtenida de estaciones meteorológicas distribuidas en todo Chile, que operan con energía solar y son inalámbricas.

Si bien la alerta ha demostrado ser de mucha ayuda, no fue suficiente para prevenir y evitar el impacto de algunas de las heladas de 2013, por su gran intensidad y duración. “El año pasado fue atípico”, dice el subgerente de servicios de AgroClima, Rodrigo Chacón.

Pero no se quedan sólo en el clima: también mandan avisos preniviendo cuando hay riesgo de ataque de enfermedades de origen fungoso, de muerte de yemas y de que la fruta se dañe por el sol.

Eficiencia en la apicultura

Llevar el registro de lo que ocurre en el campo, o en este caso en el apiario, es esencial, pues la trazabilidad se ha convertido en un requisito de casi cualquier producción, especialmente si se quiere exportar.

Sin embargo, no es fácil andar con un cuaderno en medio del campo. Precisamente para evitar los cuadernos pegoteados por el propóleo fue una de las razones por las que se inventó BeeRecord, una herramienta que permite registrar en terreno y sin necesidad de papel y lápiz, sino en cualquier teléfono Android, los datos que se requieren.

Desarrollada por el Consorcio Apícola, consiste en un cuestionario que se responde verbalmente mientras se hace el monitoreo del apiario, con el objetivo de crear registros de lo que sucede para tomar decisiones en base al rendimiento y la producción. Y sin necesidad de tener conexión a internet.

“Lo que hicimos fue una aplicación que funciona a manos libres; es decir, ellos no tienen que digitar nada sino que tienen que contestar un cuestionario de 25 preguntas, que son los datos que deberían registrar cada vez que van a un apiario”, dice Paulina Cáceres, gerenta del Consorcio.

Una vez que el productor accede a conexión internet, el sistema le emite el informe, el que queda registrado en el mismo celular o se lo puede enviar o guardar a través de algunos de los sistemas como DropBox o similares.

El sistema está en inglés y en español y, curiosamente, tiene más descargas en inglés.

Para optimizar el riego

También existen herramientas que sirven para controlar el riego desde el celular. Desarrollado en Chile, la empresa AgroSuccess implementó tecnologías en base a la telemetría y telecontrol, lo que permite monitorear y controlar el riego desde la comodidad del smartphone. “Es una plataforma móvil que permite ver qué es lo que se está regando, a qué hora va a terminar, cuántos metros cúbicos lleva aplicado y a qué velocidad de metros cúbicos por hora está echando el agua”, dice Luis Elgueta, gerente general de la empresa.

Aparte del monitoreo, puede revisar la temperatura de las plantas, para concluir si es que están bien de agua o todavía les falta, además de controlar el riego. “Puedes programar el riego o también hacer activación manual de equipos de riego. Ya sea poner en marcha una bomba, abrir o cerrar una válvula”, dice Elgueta. Claro que para todo se requiere conexión a internet.

Fuente: Revista del Campo