CANADÁ.- Jalea real y Polen para combatir la caída del cabello

Publicado el | Descargar en PDF | Comenta la noticia

La pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres se relaciona a la genética individual, deficiencias proteicas, clima, stress, etc. Cuando se intenta recuperar los niveles bajos de nutrientes, en especial las proteínas, puede llegar a ser un proceso difícil ya que no hay muchos tipos de shampoo naturales con proteínas absorbibles.

Sin embargo, nuestros resultados demuestran que al añadir polen y jalea real al shampoo y a las bases cremosas, la proteína es absorbida por el cabello más rápido que con otras fuentes naturales. Tenemos evidencia visual, usando tecnología microscópica, del daño en el cabello antes del tratamiento y de su recuperación usando estos productos de la colmena. Al utilizar polen y jalea real en el shampoo no solo estamos ayudando a restaurar la fuerza y recuperar daño acumulado en el cabello sino que también ayuda a sanar la piel debilitada.

Cuando usamos solo polen en forma líquida para el cabello encontramos que el 5% de la gente presentó síntomas alérgicos. Al usar polen y jalea real en un shampoo, con un 5-10% de ingredientes activos, los reportes de reacciones alérgicas disminuyeron a menos de 1%. Este shampoo limpia el cabello y además provee nutrientes para reconstruir y protegerlo y puede ser usado en el resto del cuerpo.

Usar jalea real en el shampoo es tan efectivo como usar polen. Cremas para el rostro y la piel que contienen polen de abejas y jalea real son efectivas con la piel reseca, arrugas y le brindan a la piel los nutrientes necesarios. La mayoría de las cremas en el mercado no tienen mucha variedad en cuanto a nutrientes para la piel exceptuando las vitaminas A, B, C, D, y E. La piel humana requiere muchos nutrientes, minerales, proteínas y carbohidratos para estar sana. No hay muchas opciones disponibles que provean una fuente variada de proteínas y nutrientes que eviten la presencia de conservantes agresivos como los parabenos y otros químicos.

Fuente: Apimondia Apimedica-Apiquality International Forum